domingo, 8 de junio de 2008

en la otra orilla está lo certero

triste de la ausencia.
no de dejarme llevar,
aunque la preocupación no sirva de nada
las 6 de la mañana hace mucho 
ya debía haber despertado
ahora cómo lo encuentro¿?

entonces viviré pensando que dejé que se fuera
aunque no quería
que dejé que me importara más el amanecer
aunque lo que más sentí fue la noche

estoy triste
triste de la distancia
que no sé cuánta es
ni por cuál espacio empezar
ni siquiera sé escribirla sin truncar el enunciado:
distancia

y si camino el camino¿?
a pesar de sus bifurcaciones,
siempre buscar es ganancia
permitirme buscar

pero ahora cómo lo encuentro¿?

triste de la ausencia.

me quedarè con su acento al revès, 
porque querer tiene màs raìces que colores.

1 comentario:

dios es una negra lesviana de 180kg dijo...

en la otra orilla "se" ve lo certero. pero nunca podremos saber qué se designa con ese sé.