viernes, 16 de abril de 2010

Sólo se puede ser fiel a uno mismo

El Principito atravesó el desierto y lo único que encontró fue una flor con tres pétalos, una flor de nada.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Suficientes pétalos para una flor, si era la que buscaba el principito...
el miope principito de las estrellas que a Nadie ve... la nada flor.